Paradoja matemática

Algunos cálculos matemáticos contienen errores y aunque repasamos y repasamos y requetemiramos para encontrar la errata no somos capaces de encontrarla, por eso lo mejor para hacer bien un cálculo no es repasarlo, sino tirar la hoja donde se ha realizado y empezar en una nueva, de esta manera os garantizo que se ahorra mucho tiempo. Pero la paradoja que presento a continuación tiene su misterio en otro sitio. A ver si sois capaces de averiguarlo.

Todos sabemos que quiere decir que un número sea negativo o positivo, incluso sabemos interpretarlo según cual sea el problema que estudiemos, ésto que parece tan sencillo y que venimos haciendo desde el colegio no es tan sencillo, de echo los número negativos no se descubrieron hasta hace poco, y aún más sorprendente resulta que el cero tampoco se conocía hace un par de milenios. Mirar por ejemplo cual es el cero en números romanos, hemos estudiado muchos números de los romanos (I, II, III, IV,…, C, M) pero ¿y el cero cual es?. Además ésta es la razón por la que el tercer milenio empiece el 1 de enero del 2001 en lugar del 1 de enero del 2000 como todo el mundo cree, pero claro, lo cree ahora que conoce el cero, antes no se conocía y por ello nunca existió el año cero, pasa del año uno antes de Cristo al año 1 después de Cristo. Pero bueno, no es ésta la discusión que nos atañe, lo que nos importa es saber si le debemos dinero al banco o nos lo debe el a nosotros. El problema es que en realidad siempre nos deben dinero. ¿Sorprendido?, veras como es verdad.

Los que hayan estudiado bachillerato o formación personal, incluso en los últimos años del colegio se estudia la unidad imaginaria » i «, es un número tal que: » i^2 = -1 » , es decir, es la raíz cuadrada de menos uno. Sabiendo esto, podemos hacer:

 

Concluyendo que -1 es igual a 1, es decir, cuando el banco nos dice que debemos 1.000.000 de euros, cosa que se expresaría como que tenemos -1.000.000, pero: -1 x 1.000.000 = 1x 1.000.000, según hemos visto, luego concluimos que el banco es el que nos debe un millón de euros, aplicando esto a los que nos deben llegamos a la afirmación que dije al principio, «todos nos deben dinero».

El problema es que esto no siempre es así, por tanto hay algo que no acaba de encajar.

¿Sabrías decir que es?

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *