Optimización de recursos y cambio climático

Un ejemplo práctico en San Pedro del Pinatar

En los últimos años nos has estado bombardeando con el cambio climático, las terribles consecuencias que ello acarrearía, que debemos concienciarnos para evitar ese cambio climático. Pero y los que tienen verdadero poder para evitar ese cambio, que hacen. En mi opinión hacen bastante poco y lo siguiente es un ejemplo.

 

El problema

Últimamente nos bombardean con noticias sobre el inminente cambio climático: Premio Príncipe de Asturias por cooperación internacional y premio Noble de la Paz a Al Gore por la difusión que hace para luchar contra el cambio climático. Noticias sobre inundaciones en el Levante y sequía extrema en otras zonas, los líderes políticos cada vez se implican más en este tema, incluso efectos especiales y montajes fotográficos en los que se ve La Manga del Mar Menor tragada por las aguas.

Al Gore

Nota: Al Gore, premio Príncipe de Asturias por cooperación internacional y premio Noble de la Paz por la difusión que hace para luchar contra el cambio climático.

Son algunas de las noticias que últimamente están de actualidad. Y todos, alguna vez, nos hemos preguntado qué podemos hacer para luchar contra el cambio climático, las respuestas también se han dicho en los medios de comunicación lo que ocurre es que se nos pide que hagamos un esfuerzo y es hay donde ya flaqueamos un poco. Cuando se pide un esfuerzo a los ciudadanos, parece que no ponemos todo el interés que merece un tema tan importante como éste, incluso pensamos que ya habrá otros que lo hagan por nosotros y también se piensa que por uno, que siempre es uno mismo, que no haga caso de los consejos tampoco va a mejorar mucho la cosa…

La Manga del Mar Menor según Grennpeace.

Nota: La Manga del Mar Menor antes y despues de las subidas de las aguas marinas según Grennpeace.

Pues el clima en particular y el planeta tierra en general es nuestra casa, donde vivimos, la casa de todos y de momento y por muchísimos años la única casa que tenemos, si ensuciamos la casa y no la limpiamos nuestros hijos y nietos vivirán en la inmundicia, dejaremos una herencia de malestar climático, mermaremos los recursos para conseguir alimento y probablemente, en un futuro no muy lejano, nuestra descendencia se morirá de hambre o de frío o de sed, y ningún ser humano, en su sano juicio, quiere que sus hijos y nietos mueran por su culpa, por ésto y por que es nuestra responsabilidad cuidar de nuestra casa, debemos implicarnos más por la lucha contra el cambio climático.

10 Consejos
1. Utiliza el transporte colectivo en lugar del automóvil.
2. Evita las pérdidas de calor aislando puertas y ventanas.
3. Utiliza electrodomésticos con etiquetado energético de clase A.
4. Aprovecha la luz natural al máximo.
5. Compra lo que necesites, productos locales y con pocos envases.
6. Use la bicicleta o pasee en los trayectos cortos.
7. Regula tus radiadores a una temperatura inferior a 20ºC en invierno y su aire acondicionado superior a 25ºC en verano.
8. Apaga totalmente los televisores, ordenadores y equipos de música cuando no los uses.
9. Instala lámparas de bajo consumo o tubos fluorescentes.
10. Reduce el consumo de productos envasados, reutiliza los envases o, por lo menos, recíclalos de tu basura doméstica.

Y los estamentos oficiales, los ayuntamientos, las comunidades, las empresas públicas o privadas… ¿Pueden ellos hacer algo para luchar contra el cambio climático?. La respuesta no puede ser otra que un “SÍ” rotundo y grande. Y para muestra, un botón.

Las desaladoras de San Pedro del Pinatar I y II

De todos son conocidas las dos desaladoras o desalinizadoras de San Pedro del Pinatar, situadas una junto a la otra en la carretera del Mojón. Estas desaladoras entraron en funcionamiento hace unos pocos años, aunque la desaladora I está construida desde hace varios años, esta última ocupa una terreno de unos 30.000 metros cuadrados, toma el agua de la playa de Las Higueritas (el mar Mediterráneo contiene una concentración de sales totales disueltas de 40.6g/L y esta concentración sube cada año por los vertidos y la creciente contaminación) y pasa por un tubo de 1700 metros de longitud hasta llegar a la planta, La desalación se efectúa por ósmosis inversa.

Técnica de desalación.

Nota: Técnica de osmosis inversa usada por las desaladores en San Pedro del Pinatar.

Para ello se han instalado nueve grandes bastidores de membranas. Estas membranas pueden rechazar las sales hasta en un 99’4 %. Su cometido es filtrar el agua (permeado), separándola de la salmuera (concentrado). Hay que tener en cuanta que para que el agua pueda calificarse de potable, su contenido en sales debe ser inferior a 0.5 g/L. La mayoría de las personas nota un gusto desagradable para concentraciones próximas o superiores a 1.0 g/L pero si la concentración disminuye demasiado el agua tampoco gusta, resulta insulsa e insípida, basta con beber un vaso de agua destilada para darse cuenta que es preferible el agua de manantial. Después de pasar por otros filtros para garantizar la pureza según la normativa vigente, el agua ya dulce, pasa por un tubo de 7.5 Km. de longitud para almacenarse y desde allí se distribuye para el consumo diario. Mientras, al agua salada residual, llamada salmuera o concentrado, recorre un tubo de 5.4 Km. de longitud y es vertida al mar.

Distancia de los canales de agua.

Nota: Distancia de los canales de agua en San Pedro del Pinatar.

Y todo ello para producir unos 24 hectómetros cúbicos de agua diarios que abastecen de agua potable a la Mancomunidad del Taibilla con 79 municipios, de los que 43 pertenecen a la Región de Murcia, 34 a la provincia de Alicantes y 2 a la provincia de Albacete.

Los datos para la desaladora II son muy parecidos, y esta planta genera otros 24 hectómetros cúbicos de agua potable al día. (Ver nota de prensa de MMA)

La pregunta que me hago yo es por qué razón tienen que construir un canal de 5.4 kilómetros para verter la salmuera con el gran coste que lleva la canalización de esta agua tanto por tierra como por mar, 5400 metros de tubos enterrados y sumergidos y con el gran riesgo de verter los residuos al mar, poniendo en peligro las algas posidonias y elevando el nivel de sal en esa zona del litoral, en definitiva poniendo en peligro todo el ecosistema de nuestra costa. ¿No podríamos hacer algo con esas aguas residuales con una elevada concentración de sal?.

La Posidonia

Posidonia Posidonia
La posidonia, no es una alga si no una planta superior, que en un momento de la evolución ha vuelto al mar. Está considerada como una de las principales fuentes de vida del Mediterráneo, y, por desgracia, se encuentra en peligro de extinción.
Es una planta fanerógama endémica del Mediterráneo que pertenece a la familia de las posidonaceas, la cual está formada por un solo género que contiene tres especies.
Una de las características más destacadas de esta planta es su tendencia a formar praderas submarinas. La encontraremos normalmente cerca de la costa en fondos arenosos y profundidades que pueden oscilar desde prácticamente la superficie hasta los 40 m depende mucho de la cantidad de luz y del grado de contaminación del agua. Sus hojas son cintas de unos 2 – 2,5 cm. de ancho de color verde oscuro. A veces es posible ver sus flores.
El papel de esta planta en nuestro ecosistema es fundamental, pues juega un importante papel de productor primario. Asimismo estabiliza el sedimento y su complejo sistema biótico da refugio y hábitat a centenares de organismos (algunos de los cuales los encontraremos exclusivamente en posidonia).
Como curiosidad, os diré que les pelotas marrones que encontramos por las playas después de una tormenta son fragmentos liados de los rizomas de esta planta.
Los grandes enemigos de posidonia oceánica son la contaminación de nuestras aguas por una parte, y el uso de artes de pesca de arrastre prohibidas por la otra.

 

Las Salinas de San Pedro del Pinatar

Las Salinas de San Pedro del Pinatar se han estado explotando desde las épocas romana y musulmana, aunque probablemente se explotaron anteriormente. Conocidas como las salinas de Patnía, Alfonso X las incorpora a la corona castellana en 1266, posteriormente pasan a ser explotadas por la Orden Franciscana. En 1470 las compra el concejo murciano y las pone bajo arrendamiento, la mayor parte del tiempo (1494-1580) explotadas por la familia Hurtado. Felipe II las incorpora al patrimonio de la corona española en 1564 como un elemento más de la política centralizadora de recursos.

Montañas de sal en las salinas de San Pedro del Pinatar.

Nota: Montañas de sal en las salinas de San Pedro del Pinatar.

En el siglo XVIII se construye un muelle de la sal al mar Mediterráneo para facilitar su comercialización. En 1879 la sal deja de ser monopolio del Estado y las salinas salen a la venta. En 1880 el empresario gallego Manuel García Coterillo las compra y desde entonces se conocen como las salinas de Coterillo.

En 1905 la burguesía de la zona crea la “Mancomunidad de las Salinas Marítimas de San Pedro del Pinatar” y se las compra a la familia Coterillo. Esta compra supone una ampliación de sus instalaciones y se construyen los dos molinos de viento más característicos: el de Quintín y el de la Calcetera (o Ezequiela), así como el camino que los comunicaba. Esta ampliación se realizó ocupando territorio al Mar Menor.

En 1920 la compañía mallorquina Salinera Española S.A. compró las salinas, que eran la empresa más importante de San Pedro del Pinatar. En esta época coincidiendo con la creación de los sindicatos obreros se crea un grupo sindical (“Trabajadores de la sal, La Realidad”) que demuestra un alto poder reivindicativo en la zona. Durante la guerra civil (1936-1939) la empresa estuvo autogestionada por los propios trabajadores; pero al finalizar la contienda la empresa recuperó su propiedad.

Las salinas de San Pedro del Pinatar.

Nota: Las salinas de San Pedro del Pinatar.

Posteriormente han continuado ampliando sus instalaciones y mejorando su producción, que podría situarse en torno a las 75.000 toneladas anuales.

Desde la creación de la reserva natural en 1985 y Parque Regional en 1992 podría mostrarse como un ejemplo dónde se ha conseguido un cierto equilibrio armónico entre la protección natural y una actividad económica.

La Pregunta

Lo curioso es que las desaladoras están a unas pocas docenas de metros de las salinas y las salinas toman agua del Mar Menor (por que tiene una alta concentración de sal, mayor que el Mediterráneo) y la deja evaporarse en las distintas piscinas para que aumente su concentración. Y me pregunto yo, ¿no sería mejor verter la salmuera de las desaladoras en las piscinas de las salinas?, ¿no podrían llegar a un acuerdo la compañía mallorquina Salinera Española S.A. y el programa AGUA de la Región de Murcia junto con el ministerio de medio ambiente para que se aproveche esta salmuera?, Los ecologistas y en particular el grupo ANSE que tanto protestaron por el impacto medio ambiental de la desaladora, ¿no estarían más satisfechos si no hubiera vertidos en el litoral mediterráneo?, ¿no sería mucho mejor para las posidonias?, ¿no es cierto que canalizar la salida de agua unos 300 metros es mucho más barato que canalizarla unos 5400 metros, dos veces, un canal por cada desaladora?…

Cercanía de las desaladoras a las salinas en San Pedro del Pinatar.

Nota: Cercanía de las desaladoras a las salinas en San Pedro del Pinatar, a penas unos 20 metros.

No lo sé, todas estas preguntas se quedan sin respuesta en mi mente, pues al fin y al cabo solo soy un ciudadano preocupado por el futuro. Estas preguntas las deberían contestar, las autoridades, los ingenieros, las cabezas pensantes, etc. Y si es cierto que no se puede hacer, pues perdón por la molestia, pero ¿y si se puede hacer?, ¿y si se pueden aprovechar estos residuos por la salinera?, ¿y si evitamos la contaminación?. ¿No valdría la pena la molestia de estudiarlo?, ¿nuestra conciencia no estaría más tranquila si sabemos que hemos puesto nuestro granito de arena y nuestra gota de agua para evitar el cambio climático?, ¿y no sería hermoso dejar a nuestros hijos y nietos la fauna y flora del litoral donde vivimos?. Por favor, optimicemos recursos para evitar una catástrofe.

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *